La Familia Como Propósito Fundamental del Matrimonio
LA    FAMILIA    COMO PROPÓSITO FUNDAMENTAL DEL MATRIMONIO
Por Julio César Ballinas Becerra
 
“Creo que nadie se da cuenta de lo importante que es la Familia, si pudiéramos llevar de nuevo el amor a la Familia, el Mundo cambiaría”.
 
Madre Teresa de Calcuta.
 

La familia como obra del Creador está fundada en el MATRIMONIO y no en  la relación irregular de una pareja o en contratos avalados por el Estado, pues la familia es más sagrada que el Estado, porque está cimentada en el soplo de la sabiduría del Señor que es el amor, ese amor surgido de un hombre y una mujer que desean fundir para siempre sus almas como pareja a través del vinculo divino que es el matrimonio, de ese sacramento que no es más que la propia bendición de Dios que se hace presente en el acto y que jamás podrá romper el hombre o el Estado, aunque se digan poderosos, ya que el matrimonio es mucho más que una unidad legal, política, social o económica.
 
“Si no amas a tu pareja para qué juegas con ella o le finges matrimonio, recuerda que sólo puedes desatar en tu contra la furia del Señor”
 
“Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas
de volver”.

“Tu eliges la familia que deseas, empezando con tu pareja. Por tanto cómo quieres tener una pareja decente si la buscaste libertina”

“Si un buen amor vale más que mil costales de oro, la familia vale mucho más, pues es la llave secreta de un paraíso anticipado”.

“Si desea ser feliz un día, emborráchate; si desea serlo tres, cásate; pero si deseas serlo toda la vida, forma una familia”.

“Si la pareja ha hecho una promesa ante Dios y ante la
sociedad, de formar una familia, su primera obligación
es atender totalmente las necesidades de ella”.

“Además, recuerda que el tiempo que no dediques hoy a tu Familia no lo recuperarás mañana”.

“Mira a las estrellas, pero no te olvides de encender la lumbre en tu hogar”.

 
SI QUIERES CASARTE Y SER MADRE, ALÉJATE DEL DESMADRE
                         Autoría: Julio César Ballinas Becerra
 
 “Madre sola hay una y ella puedes serlo tú”

“Recuerda que toda familia es lo que la madre es”
 

Una madre de familia es bendita por Dios y envidiada por miles de mujeres que equivocaron el camino.  Tu puedes lograrlo y honrar así al Creador, a tus padres y a tu Patria.
 
Ser madre de familia es el regalo más sublime que puede recibir una mujer por parte de Dios, al grado que hasta la Virgen María se sintió bendita entre todas las mujeres al aceptar ser madre de nuestro Señor Jesucristo.
 
No rechaces el hijo que Dios te mande, porque cuando tu lo desees ya no te lo enviará. No tomes decisiones rápidas que más tarde tengas que lamentar, ni te dejes influencias por personas que se han declarado enemigos del Señor.


 
“El hijo que Dios te concede es para que sea feliz, no infeliz.  Recuerda que al final serás llamada a cuentas”.
 
“Los hijos son como el hacha, aunque te cortes con ella, la vuelves a llevar al hombro”.


 “Un hijo es una bendición, no un castigo. Dios sabe de ti y por eso te lo  confía. 

 
No caigas en el error de ser una de esas madres que han perdido toda dignidad en sus desmadres y tengas que decir como ellas, es que procuré darle un padre a cada uno de mis hijos para que no se peleen entre ellos.
 
Tampoco sigas el camino de las “Las supermachas del México de los 70”.
 
La mujer que elige ser madre debe renunciar sin titubeo a su trabajo, empleo, negocio o aspiraciones personales , porque nada puede ser más importante que el hecho de ser madre. Quien decida por lo contrario, para estar bien con Dios y su conciencia, debe permanecer soltera mientras logra sus aspiraciones profesionales o de negocio, o bien casada, pero sin hijos, porque estos últimos son un regalo de Dios y no un estorbo.
 
No utilices la belleza de tu cuerpo como instrumento de seducción, porque terminarás siendo madre soltera o prostituyéndote.  Utilízala como una bendición y no como una maldición. Además, si aceptas la unión libre con tu amante, vas a sentir como si le pusieras sal a tu postre.
 
Recuerda que tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo, no lo profanes con actos de promiscuidad sexual y de libertinaje, así honrarás a tu padre y a tu madre, honrarás a Dios y honrarás a quien vaya ser tu esposo, o prefieres que todo el pueblo le grite:
“¡Aquel que presume que en su casa tiene por esposa a una mujer bonita, lo que no sabe que en su casa tiene una mariposita!”; o más tarde que tu propio hijo dentro de su inocencia le haga la siguiente broma: “Papá, papá ¿te digo una mentira? –Sí mi hijito dímelo- PAPÁ”.
 
Salvo que llegues al extremo del cinismo como el chiste de la Federica, que cuando fue interrogada por su marido sobre el rumor del pueblo, le salgas por la tangente, al contestarle: ¿Te gusta como abrazo?, ¿Te gusta como beso?, ¿Te gusta como te hago el amor? , pues estuve preparándome para hacerte feliz, ¿O crees que todo eso lo iba a aprender por correspondencia?.


 
“En el desorden sexual las mujeres solteras llegan hasta donde ellas quieren llegar, pero las casadas hasta donde el marido las deje”.

“No tomes por cierto la broma de quien dice que ser madre es el único trabajo el cual no necesita experiencia”.

“Tampoco tomes por cierto la broma de quien dice que hijo es el producto del único trabajo del hombre al cual no protesta”.
 
“No te comas la torta antes del recreo.  Todo es a su debido tiempo; además nadie se ha muerto por esperar un poco más”.

“Toda mujer que aspire ser madre debe portarse bien, para que sus hijos no paguen sus pecados”.



JURAMENTO ANTE DIOS DE QUIEN ASPIRA SER MADRE DE FAMILIA
 
Por Julio César Ballinas Becerra
 
Señor, ayúdame a realizar mi sueño de ser madre y te juro que viviré siempre agradecida.

Concédeme la gracia de amar y respetar la vida como lo hizo con tu hijo la Virgen María.

Haz que mi prioridad sea el cuidado de mis hijos antes que todas mis aspiraciones personales.

Ayúdame Señor a superarme, porque no quiero que mañana mis hijos paguen por todos mis errores.

Te juro Señor, que los creceré con amor y con ternura, porque más que ser mujer quiero ser siempre madre.


“LAS SUPERMACHAS DEL MEXICO DE LOS 70”
 
                   Autoría: Julio César Ballinas Becerra
 
Fueron mujeres machas que dejaron huellas, porque la desintegración familiar y la violencia social se la debemos a ellas.
 
     MUJERES  QUE EQUIVOCARON EL RUMBO DE SU LUCHA,
PORQUE QUISIERON PROMOVER LA LIBERACION  FEMENIL Y LO UNICO QUE LOGRARON FUE LA LIBERACION VARONIL,  PUES  HAN SALIDO MAS FAVORECIDOS LOS HOMBRES QUE LAS MUJERES, YA QUE TODA LIBERACION FEMENIL CONDUCE A LA MUJER AL DESEMPEÑO DE PAPELES MASCULINOS EN DETRIMENTO DE LOS FEMENINOS.


“Quisieron ser supermachas y sólo entregaron las nachas, mujeres que jugaron con su dignidad, perdiendo primero su  virginidad.
Son ahora, mujeres ancianas que se consumen en la amargura de su soledad, olvidadas por Dios y repudiadas por su Patria”
¿No que supermachas?




“TODO POR SERVIR SE ACABA Y TERMINA POR NO SERVIR”


Se acabaron las supermachas yacen sepultadas en su amargura, se les acabó la calentura después de darle vuelo a la hilacha.

Alegan que la vida es gacha porque les pagó con soledad, si solo dieron las nachas con quienes les gustaba más.

Son ancianas que dejaron huella por someter a los hombres, hicieron todo desmadre sin nombre pues el libertinaje es de ellas.

Si bien es cierto que lo bailado y lo paseado ya nadie se los quita, también lo es que tienen que rendir cuentas aunque sean muy viejitas.

SI NO QUIERES QUEDAR COMO ELLAS, ESCÚCHALAS, OBSÉRVALAS, PERO NO LAS IMITES.

“LA MUJER PODRA SER MASCULONA, PERO JAMÁS MASCULINA”


 
Todos los pueblos hostiles a la familia han terminado, tarde o temprano, por un empobrecimiento del alma.
 
La familia cristiana edifica la iglesia, porque está llamada a ser templo de oración y del amor, de la paz, de la concordia, de la solidaridad y de la justicia; pues solamente una comunidad de amor como lo es la familia es susceptible de transmitir e instalar en las mentes las virtudes y valores humanos, culturales, éticos, sociales, espirituales y religiosos, así como los principios de convivencia, tanto internos como externos, que tan esenciales son para el desarrollo y bienestar de sus miembros y de la sociedad.  La educación y los conocimientos que se adquieren en la familia, perduran para siempre.

 
 
 
“La felicidad de la familia no está en el poder y la fortuna, Si no en el amor y la paz espiritual.” ¡BÚSCALA!
 
 
 
 
“Vale la pena trabajar por la familia y el matrimonio, porque vale la pena trabajar por la felicidad del hombre.  Una familia feliz no es sino un paraíso anticipado.”
 
 
Tener una buena familia es, sin duda alguna, un privilegio que no tiene precio. Sentirla como refugio en las angustias, peligros o incertidumbres y percibirla como receptora para compartir las alegrías y logros alcanzados; además de que es una gran satisfacción poder presentar con orgullo a terceras personas a sus componentes, máxime si están unidos entre sí; pero que triste es que debido a su mal comportamiento y ejemplo en la sociedad, sentir vergüenza de presentar la familia a otras personas.

 
OBLIGACIONES DE LOS PADRES DE FAMILIA
 
 
a) EL HOMBRE Y LA MUJER COMO ESPOSOS.
 
“No hagas de tu pareja lo que el niño hace de su globo, cuando lo tiene lo ignora y cuando ya no lo tiene llora”
 
“No debe dejar la pareja de ser siempre esposos,para terminar siendo solamente padres”.

“El primer efecto del amor es el respeto, por eso debe rendirse  gran veneración a quien se ama.   Si amas a tu pareja no solo  respétala, sino venérala. Dile lo que Adán le dijo a Eva: “Eres la única mujer de mi vida” o viceversa.
 
“El fin último del amor conyugal es la felicidad, la cual únicamente se alcanza a través del sacramento del matrimonio”.  No lo busques por otros medios, porque no lo encontrarás”. 
 
“Aprovecha el tiempo, porque el tiempo hace pasar el amor de los cónyuges”
 
“Cuando amas a tu pareja sientes que la gloria terrenal la encontraste en ella”.
 
“Los esposos que no perdonan a su pareja sus pequeños defectos, jamás disfrutarán de sus grandes virtudes”.
 
“El amor conyugal no se manifiesta en el deseo de acostarse con su pareja, sino en el deseo de dormir junto a su pareja”.
 
“El amor de pareja es tan rico en miel como en hiel”
 
“El amor de pareja no es mirarse uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección”.

Se les recomienda visitar la página de este portal, denominado “El Matrimonio como Sacramento Divino”.


EL MATRIMONIO Y SU ORACION

Señor:

En tu nombre hemos unido nuestros corazones a
través del sacramento del Matrimonio.

Te damos gracias por presidir y bendecir
nuestro amor.

Ayúdanos a cumplir cabalmente esta sagrada misión que nos haz confiado.

Ayúdanos a mantener vivo cada día nuestro amor.

Defiende, conserva y aumenta nuestra ilusión y comparte nuestras alegrías.

Aleja de nuestro camino toda tentación u obstáculo que nuble nuestra felicidad.

Apártanos del egoísmo, de la monotonía y de la falta de comunicación que paralice nuestro amor.

Líbranos de la ligereza que pone en peligro
la gracia de nuestras almas.

Haz que merezcamos la maravilla de encontrarte el uno en el otro.

Danos fuerza para poder enfrentarnos juntos
todas las penas y desalientos.

Conserva la salud de nuestros cuerpos y la pureza de nuestros corazones.

Ayúdanos a resolver nuestras necesidades y nunca nos falte el pan de cada día.

Haz que el sacramento del Matrimonio sea el único vehículo de la gracia del amor y la llave secreta de un paraíso anticipado.

Por la institución divina del Matrimonio te damos
gracias Señor.  Bendito seas por siempre.


AMEN

 
b) EL HOMBRE Y LA MUJER COMO PADRES
 

“Con amor se forma una familia y con sabiduría se afianza”

“Para los esposos sabios su familia es lo básico después de Dios”.

“Los esposos sabios antes de pedirle a Dios, el pan de cada día, le piden para ellos y su familia el alimento del alma: Amor, paz y salud.

“Los esposos sabios no piden a Dios riqueza, porque no quieren olvidarlo, ni que su familia lo olvide, tan poco le piden pobreza para no ofenderlo, sino lo necesario para vivir con humildad cristiana. 

“En esta época de la Humanidad que nos tocó vivir lo que más sobran son hijos, pero lo que más faltan son padres”. 

“En muchas ocasiones no son padres los que engendran, sino los que los mantienen”.

“La mayoría de los problemas que tiene la sociedad actual,  tienen su origen en la descomposición de la familia”.

                                             
                                           

No hay duda que la inmensa mayoría de los padres aman intensamente a sus hijos, sin embargo se dice que hay más hijos huérfanos de padres vivos. Lo que ha minado mucho el amor que se les da a los hijos ha sido el creer que la calidad de nuestra dedicación es lo único importante. Pero calidad sin cantidad no vale.
 
Un estilo de vida agitado, múltiples ocupaciones, largas jornadas de trabajo, escaso tiempo y pocos espacios para compartir en familia, es el panorama real de muchos padres actuales, pues parece que en nuestra loca carrera por estirar el tiempo, finalmente logramos hacer todo, menos vivir, si por ello entendemos compartir, jugar, reír, conversar, gozar, amar, hacer un día familiar. Por andar trabajando y ocupados en que nada les falte a los hijos, los padres no les damos más sino menos, menos vigilancia y protección ante los riesgos que hoy existen en la calle, menos sosiego, presencia, comprensión, ternura, menos de todo lo que precisan para crecer tranquilos, saludables de cuerpo y alma y siempre rodeados de educación y del amor de una familia.
 
El acompañamiento de los padres, principalmente el de la madre a quien quiso Dios que fuera la depositaria en la familia del amor y la ternura, es determinante en el proceso de desarrollo físico, mental y espiritual de los hijos, desde su infancia hasta los 21 años (pues la peor enfermedad del hombre es la juventud, ya que es en esta etapa cuando por inmadurez se cometen los peores errores de la vida que mas tarde se pagan, motivo por el cual nunca será correcto decir que la emancipación paternal de los hijos se alcanza a los 18 años, tal como lo han legislado muchos países).
 
Los niños que crecen en un hogar en donde los padres les dedican tiempo, gozan de muchos beneficios, pues tienen mayor grado de confianza, buen nivel de autoestima y seguridad, mejor capacidad de interacción social, fortalecimiento de los vínculos afectivos, asimilación de las normas, valores y principios para la vida.  Se apunta además que estos niños tienden a repetir su modelo de crianza, es decir, a formar familias estables y armoniosas.
 
En cambio, los niños a quienes sus padres no les prestan la suficiente atención son más propensos a padecer de agresividad, aburrimiento, inseguridad, carencia afectiva, bajo rendimiento escolar, depresiones, dificultad para dar y recibir afecto. Esa es la diferencia de los “hijos de familia” con los “hijos de la calle” o de familias desintegradas o irregulares.


 
“El mejor regalo que se puede dar a nuestros hijos es el hecho de saber que sus padres se aman y que permanecen unidos y ellos aprenden a amar en  función de cómo aprenden que se aman sus padres. Porque la base del fundamento del hogar no son los hijos, sino la pareja, por lo que ésta debe permanecer unida contra viento y marea. Pensar divorciarse es como pensar en asesinar a los hijos”.

“Los hijos crecen bien, espiritual y psíquicamente, cuando en su hogar reina el amor.  El dinero y las comodidades son secundarias. Sin ellas se puede sobrevivir, pero sin amor no”.

“Cuantos niños deambulan por ahí, sin saber encontrar sentido a la vida. Porque sus padres están separados. Tienen que partir su corazón para poder llegar amarlos. No comprenden por qué no pueden perdonarse, por qué tanto rencor y por qué el afán de destruirse, sin que les importe el daño que le ocasionan a él como hijo”.

“También recuerda que los hijos no son juguetes ni propiedad de ninguno de los padres, para que sean repartidos entre ellos cuando se enojan, se divorcian o viven separados"

 
Estas apreciaciones invitan a pensar en que los hijos necesitan bastante dosis de presencia de los padres, pero no basta con su cuerpo, se necesita también su alma, su disposición de escucharlos.  Los hijos necesitan padres tranquilos, pacientes, dispuestos a pasar un rato divertido, a compartir en familia, a hacer de la convivencia una experiencia amorosa y agradable. Porque si el tiempo que dedicas a tus hijos sólo alcanza para darles ordenes, suplicarles, corregirlos y apurarlos o sólo les prestas atención cuando gritan, lloran o hacen alguna travesura, ese tiempo, aunque sea mucho, no es de calidad.
 
Muchas veces los padres deberán elegir, entre el trabajo fuera de la casa o la educación presente y futura de sus hijos. El tiempo efectivo, en que esta pareja debería estar construyendo su propia relación y educando a sus hijos, coincide con el tiempo de peor calidad, es decir, cuando ya están agotados, por el trabajo fuera de la casa. Ese tiempo tendría que se el mejor calidad, para poder mantener un buen matrimonio y la educación de los hijos. Para amarse en la pareja y educar a los hijos es necesario un tiempo de primera clase, no un tiempo residual, de los apretados horarios sociales.
 
“Aprende a decir “no” ante tantos compromisos que se presentan en  la vida, el tiempo para los hijos no debe ser negociable y aprovecha al máximo el tiempo con ellos, porque si bien el hogar no es un Estado democrático y requiere para su orden y disciplina un jefe de familia para dirigirla y darle a los hijos lecciones de vida, es fundamental también desarrollar una relación cercana y amorosa, donde por un momento la cantaleta y los regaños queden a un lado”.

“Además, recuerda que el tiempo que no dediques hoy a tu Familia no lo recuperarás mañana”.

"No sacrifiques a tu familia por ganar más dinero. Dale a este último el valor ni más ni menos de lo que vale. Recuerda que el dinero es un buen siervo, pero el peor de los amos”.

"Si ambicionas el dinero, recuerda que lo mucho se vuelve poco con sólo desear un poco más”.

 
 
“PROCURA ORGANIZAR SEMANALMENTE TU DIA FAMILIAR”

“Amarse en pareja, ser feliz y educar a los hijos, requiere trabajo, aplicación y disciplina, que no se puede ofrecer, cuando el cuerpo y mente están agotados, por el esfuerzo del trabajo diario”

“Los pilares de la sociedad  son: La familia, la escuela y la religión y para que se mantenga firme, debe estar reforzada con las responsabilidades que los padres voluntariamente asumen de convivencia entre ellos y la educación de los hijos”.


 
El compromiso de ser padres es independiente del compromiso de ser esposos, por lo que no hay razón alguna que cuando está enojada la pareja, se desquiten con los hijos.

“Nadie nace sabiendo ser padres” 

 
Esta realidad no ha de convertirse en un justificante, para evadir la responsabilidad de prepararnos cada día mejor como seres humanos y progenitores.

“Con tal de evadir la responsabilidad  de padres, no es válido que la pareja se refugie en el refrán que dice:

“Consejos vendo pero para mí no tengo“.

“Recuerda que tus hijos no pidieron venir al Mundo, tú los trajiste, eso implica una gran responsabilidad ante Dios, al cual rendirás cuentas sobre lo que haz hecho de ellos. Por lo que no te queda más que cumplir con tus obligaciones como padre o como madre; pero hazlo con alegría, con amor, con entrega y responsabilidad, que se trata del producto de ese amor que se juraron ante Dios como pareja. Un hijo no es un estorbo sino una bendición”.

“Para muchos padres y madres, el hogar no  el dulce hogar al que la mayoría esperamos llegar, para ellos es el sitio donde cultivan sus obsesiones y desahogan sus frustraciones, de ahí que vienen las recriminaciones, enfados y peleas”.


ESCUELA PARA PADRES
La responsabilidad de traer al mundo a un hijo, implica el compromiso de formar personas íntegras e independientes a través de la educación, presencia y cariño de los padres.

Ciertamente no es tarea fácil y la desinformación llega a ser en muchos casos nuestro principal obstáculo.  No basta con buenas intenciones o con la intuición con que hemos sido dotados gratuitamente para sacar hoy en día adelante moralmente hablando a una familia.

Son demasiadas las influencias de un ambiente negativo que hay que contrarrestar para convertirlas en herramientas de aprendizaje y crecimiento en libertad, voluntad e inteligencia que nos ayuden a luchar hacia un mismo frente: el de la dignidad de la persona humana.

Muchos nos preguntamos por qué hemos de prepararnos para ser padre o madre, si la maternidad y paternidad son realidades naturales que como tales han de irse dando; es decir, naturalmente.

Hoy por hoy vivimos en una sociedad que influye directamente en nosotros y en nuestras familias. Ya no se desenvuelve la vida en hogares cerrados a sus miembros y a una pequeña comunidad vecina.   La diversidad de criterios, valores, etc., cada día es más grande gracias a los medios de comunicación y entretenimiento.  Intentar cerrarse al mundo, es tomar una medida irracional; pretender abrirse totalmente a él, es quedar totalmente desprotegido y vulnerable.

Los padres no hemos de sentirnos inseguros y solos en nuestra tarea educativa. Ejemplo y guía alimentados por el amor que les tenemos a nuestros hijos, son la mejor educación que les podemos ofrecer.  Sin embargo, algunas veces el sentirnos incapaces nos motiva delegar nuestra responsabilidad educativa a la escuela o centro educativo al que asisten los niños.

Uno de los principales objetivos de la paternidad responsable, es la de guiar y educar con autoridad y cariño a nuestros hijos, buscando que lleguen a convertirse en adultos autosuficientes, libres y responsables. Este objetivo determinará el cómo se les guiará y educará en el camino hacia su desarrollo y madurez. Para alcanzar este fin no hay como la prevención, la cual se logrará al prepararnos como padres, buscando los fundamentos y las bases para formar personas aptas que irán asumiendo su propio presente sin que los acontecimientos los tomen por sorpresa o desprotegidos.

 
“La mejor inversión financiera para los padres, es la formación y educación dada a los hijos”

“No estimes más el dinero que la educación de tus hijos, el dinero dale el valor ni más ni menos de lo que vale”

 
Por eso la elección del sistema de educación, por el que se regirán los padres e inculcarán a sus hijos, debe ser muy estudiado, discutido y experimentado. Implantar un sistema educativo en la familia, seguramente les supondrá una lucha contra elementos externos de la sociedad , pero los frutos serán muy grandes y los que los padres quieran que sean. La educación que los padres tienen que inculcar a sus vástagos, es la base de la buena marcha familiar y es para toda la vida.  Lo que se aprende de pequeños, queda grabado a fuego para siempre.  ¿Cómo pretenderán que sus hijos no aprendan los malos hábitos que tienen sus padres, si ese es el mensaje que están recibiendo diariamente?. Se puede ser una persona muy prudente y cauta, pero si la otra es insensata, no habrá manera de llegar a poder educar a los hijos. Hacer posible la conciliación de las caracteres de los padres y de los hijos, requiere la paciencia, la voluntad y el esfuerzo de toda la familia, es un trabajo de equipo.
 
La elección de escuela pública o colegio privado, es una de las decisiones más graves y de mayor responsabilidad que los padres tienen que tomar, en relación con sus hijos.  Ambos modelos de educación, dejarán marcados a los hijos de por vida, tanto en su aspecto educativo, como social y religioso. Por eso los padres tienen que analizar muy bien sus posibilidades familiares y tomar la decisión, de lo que están dispuesto a sustituir, para alcanzar la mejor educación de sus hijos.  Hay padres que prefieren tener automóviles nuevos todos los años, viajes de turismo, casas enormes, etc. A cambio de no mandar a sus hijos a colegios privados, porque allí tienen que pagar los costos de enseñanza y no en las escuelas públicas.

 
“En todo Presupuesto familiar deben ser congruentes los egresos con los ingresos. Nunca debemos gastar más de lo que tenemos; pues más vale pobre que endeudado o pobre pero honrado”.
 
“Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco”.
 
Los padres, ante los hijos, tienen la responsabilidad de administrar con justicia y profesionalidad los ingresos y el patrimonio familiar, dando a cada concepto la importancia que se merece, tanto a largo, como a corto plazo.  Lo ideal de la administración familiar, es que los ingresos se dividan aproximadamente de la siguiente forma: 1/3 para pagar la vivienda o la renta; 1/3 para vivir, comida, ropa, seguros, diversiones, etc. y 1/3 para crear un fondo de ahorro para la jubilación, estudios de los hijos, posibles enfermedades, etc. Para que no se confundan y estén muy claros en sus ideas, es imprescindible, hablar con los hijos de las finanzas familiares, explicándoles seriamente, las diferencias entres los deseos y la realidad económica y social de la familia; de esta manera nacerá entre ellos una verdadera conciencia sobre la situación financiera en que se encuentra la casa, así las medidas  de  austeridad y de ahorro que hay que adoptar, para asegurar un mejor futuro a la familia.

Educar a los hijos en la Fe y en las virtudes y valores humanos, es también una grave responsabilidad que los padres deben asumir.  Para ello tienen que estar convencidos de lo que están haciendo y dar un ejemplo vivo, de que lo que dicen, previamente lo practican.  Si los hijos, por el ejemplo y la educación recibida, se acostumbra a realizar buenos actos, posteriormente lo irán adquiriendo como hábitos, que posteriormente terminarán siendo virtudes y valores humanos.  Poco a poco, irán adquiriendo esas costumbres, que también quedan marcadas para siempre.  Esta formación de los hábitos, junto al ejemplo de los padres, es la piedra angular de la edificación de la futura formación religiosa.  La fidelidad entre los esposos, al amor a los hijos, la entrega, el sacrificio y el mutuo respeto, deben brillar con luz propia, incluyendo la oración, la pertenencia feliz a la iglesia y a la oración.

 
“La vocación de madre solamente deriva de la gracia del Señor”

“La madre que teme al Señor, es será alabada”

“La mujer sabia edifica su casa, pero la mujer necia con sus manos la destruye” 

“Cuando mamá está en casa y además cocina se convierte nuestro hogar en un paraíso terrenal, porque llena de amor y alegría la casa, nos cubre de caricias y ternura y nos da de comer manjares que solo ella pudo haberlo aprendido en el Cielo, porque antes de ser mi madre tuvo que haber sido un angel”


 
"Gracias Diosito por haberme concedido un Angel para que sea mi madre". 
 

“El amor de madre también entra por el estómago, porque cuando ella cocina, lo que les hace a sus  hijos no solo les gusta, sino les encanta".
 
Si bien la mujer no es la cabeza del hombre, pero como esposa si es su costado y para los hijos es el ángel del hogar, porque los baña, los viste, los lleva a la escuela o está pendiente de su regreso, se acuesta con ello, los mima, les canta, les narra cuentos o chistes, ven la televisión juntos, les revisa su tarea, juega con ellos, les escucha y participa pacientemente en sus platican, les prepara de comer lo que ellos se les antoja, rezan juntos y está con ellos hasta que se duermen. Como madre y esposa se convierte en la principal columna de la casa y sostén de la familia, pues de ella depende fundamentalmente la paz y la alegría del hogar.
 
“Toda mamá debe enseñar con su propia vida a vivir el optimismo y la confianza en Dios y en la Virgen”.

“La familia es lo que la madre es”

"Cómo quieres que después de tus descuidos tu hijo al final sea un santo”.

 
"Todo niño que sale de clases y llega a su casa en busca de sus padres y no los encuentra porque están trabajado, sale a la calle a llenar ese vacío de amor que no encontró en casa, pero solamente se llena de basura y de maldad, pues qué otra cosa puede encontrar en lugares totalmente extraños a su hogar.  ¡Cuida a tus hijos, no los expongas al peligro!”  
 
En el campo de la sexualidad de los hijos los padres tienen que ser más que amigos, confidentes, pues es tan delicada esta etapa de los hijos que una mala orientación o indiferencia paternal puedes destrozarles su felicidad al pagar caro su inexperiencia.

 
“La peor enfermedad del ser humano es la juventud. Lo bueno que ésta es pasajera”.

“Hay quienes aseguran que cuando se es joven poco se piensa con la cabeza, más se actúa con los genitales”.

“Entre los jóvenes es muy común escuchar que digan  que todo en la vida tiene un “costo” o un “acuesto”.

                               
Se requiere mucha comunicación con los hijos y proteger más a la mujer que el hombre, porque aunque digan las seguidoras de los movimientos feministas que el hombre y la mujer son iguales, Dios hizo distinta la naturaleza de cada uno de ellos. Por lo que en el campo de la sexualidad la mujer que se da a la promiscuidad sexual no es amada sino solo deseada.

 
“Las relaciones sexuales del ser humano derivan exclusivamente del matrimonio, porque a diferencia de los animales, este tipo de placer está al servicio del amor y no de los bajos instintos.

“Los novios cuando se quieren y se respetan no sostienen relaciones sexuales, porque éstas ya pertenecen al campo del matrimonio”.

"Ningún acto sexual puede ser prueba de amor, ya que este ultimo se consagra únicamente con el matrimonio. Previene a tu hija para que no la obliguen a dar dicha prueba, porque esa persona sólo quiere jugar con ella".


“Si eres padre o madre liberal y toleras que tus hijos vivan libremente su sexualidad, cuando menos aconséjales que se protejan, así tendrán más probabilidad de disfrutar su juventud .Aunque en este caso tu arrastrarás el pecado".

“La vara y la corrección a tiempo dan sabiduría, más los hijos consentidos o descuidados avergonzarán a sus padres”

“En países machistas como el nuestro el hombre que tiene relaciones sexuales con varias mujeres le colocan “cuatro estrellas", pero la mujer que quiere hacer lo mismo, solo le dan “cuatro letras”.

"Cuida la sexualidad de tus hijas para que siempre seas papá y no “padrote” o  mamá  y no “madrota”. Enséñales a que te respeten y se respeten, a que cuiden su dignidad y amen a su cuerpo como cosa propia”.


"Los únicos casos en que los padres pueden permitirles los hijos que se coman la torta antes del recreo, es por “hambre”, pero nunca por “calentura”.

"Previene a tus hijos que cuando cabeza chica actúa, cabeza grande no piensa”.
                            
 “Con abrazos y besitos nunca se harán hijitos. Dentro de las leyes de Dios los novios únicamente pueden darse besitos y abracitos; pero si se casan pueden tener relaciones sexuales y como fruto de su amor sus hijitos.

 
Por tanto, si  tus hijos una vez advertidos quebrantan las leyes  del Creador y les va mal, diles que ni se quejen.
 
“Hay quienes sostienen, hoy en día, que noviazgo que dura mucho tiempo ya no es noviazgo, sino unión libre”.
 
“A donde acaba el novio empieza el marido”.

“A quien a temprana edad empieza con novios, a temprana edad termina casada, en unión libre, separada, divorciada o lo que es peor de madre soltera”.

“Cuida la vida de tus hijos, no por correr van a ser mejores que otros. Para todo hay un tiempo en la vida”.

“Lo peor de un padre es no hacer algo por sus hijos. Si sabes que está por caer en un abismo, como lo es el deseo y el placer, lo abandonas y lo dejaS sólo  y a su suerte”.
Con eso demuestras lo poco padre o madre que eres.
 
Enséñale a tu hija que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, por lo que  no lo debe profanar con actos de promiscuidad sexual y de libertinaje, por lo que de esta manera honrará a Dios, así como a sus padres y a quien vaya ser tu esposo.
 
Previene a tus hijos cuando anden de novios, que el noviazgo es una cosa muy diferente al casamiento, porque si bien los jóvenes para ser novios no necesitan prepararse, sino cuidarse, también lo es que para casarse se requiere, además de un gran tiempo para  tomar dicha decisión, prepararse para tal acto, tanto en el aspecto afectivo como en lo económico, familiar y social, pues el noviazgo es temporal y transitorio, pero el matrimonio no, porque la vida conyugal es independizarse para siempre de los padres para formar su propio hogar y eso exige una economía, aunque exigua pero propia, una gran responsabilidad y entrega constante de la pareja. 

 
“Hay quienes afirman que el matrimonio de una pareja muy joven es como el casamiento de pobres, una fábrica de limosneros”.

Si nuestros hijos además de recibir una educación profesional son personas humanamente preparadas, raramente serán víctimas de las circunstancias, pues tendrán la fuerza y los conocimientos para tomar la vida entre sus manos, constituyéndose verdaderamente en dueños y señores de su propio destino.
 
COMO PADRES Y PRIMEROS EDUCADORES DEBEMOS PREPARARNOS PARA:
 
•Proporcionar a sus hijos la educación que merecen; aquella que reconoce la dignidad de todo ser humano, tratándose como tal y enseñándole a vivir conforme a su propia naturaleza racional y espiritual.  Es precisamente el hogar, primera escuela de vida y formación para la persona, donde se han de adquirir sólidos cimientos sobre los cuales la persona ha de ir consolidando la propia libertad que servirá de guía para formar su personalidad y carácter.

•Hogar y escuela es donde el niño pasa la mayor parte de su día.  Es aquí donde principalmente aprenderá patrones de conducta, normas y valores que guiarán su vida.  Por esto es sumamente importante que entre los padres y el entro educativo brinden un mismo marco de referencia evitando en lo posible criterios encontrados en valores fundamentales que puedan hacer sentir al niño desorientado o en el peor de los casos manipulado o engañado.

•Los padres tienen que enseñar a sus hijos con su ejemplo y con sus palabras, la belleza de una familia bien unida, las ventajas de mantenerse unidos y los inconvenientes, en el caso que esa familia se destruya, así como hacer sentir un sano y enorme orgullo por ser miembros de la familia y  de los ancestros a que pertenecen.

•Promover actividades que fortalezcan los lazos familiares y favorezcan la comunicación entre las diferentes generaciones dentro del logar. Contrarrestar el ambiente negativo que irremediablemente dificulta la tarea educativa. Un ejemplo representativo de ello son los medios de comunicación y entretenimiento que en ciertos casos a través de la televisión, revistas, Internet, videos, etc., promueven propaganda que ridiculiza cualquier tipo de autoridad, así como los valores morales que ellos inculquen.

•Los padres deben ser guías, maestros y amigos durante toda la vida de sus hijos, pero principalmente durante los primeros años de su desarrollo, crecimiento y aprendizaje a través de los cuales toda vivencia positiva marcarán definitivamente la forma cómo, ahora en su presente y posteriormente en el futuro, verán y afrontarán su vida.

 
CONSEJOS PARA HACER FELIZ A TODA LA FAMILIA.
 
Los padres tiene la obligación de poner todos los medios a su alcance para conseguir la mayor felicidad posible para todos los componentes de la familia, aportando sus conocimientos y los medios disponibles a su alcance, así como pedirle a Dios

1.-BUSCAR siempre, en cada lugar, en cada momento, ante cualquier persona, la paz, la serenidad y el equilibrio interior como el don más preciado. Solo desde la tranquilidad del espíritu se puede acceder a la verdadera felicidad.

2.-DEFINIR claramente cual es el proyecto personal de vida que queremos tener, amar ese proyecto, procurar que uno de los puntos clave sea hacer el bien, la generosidad y la actitud de servicio y entregarse con ilusión a la realización del mismo.

3.-DISFRUTAR cada día de lo que se es y de lo que se tiene, pero, sobre todo, disfrutar sabiendo que con un buen proyecto de vida se contribuye a que otros sean menos desgraciados o un poco más felices.

4.-ENRIQUECERSE con la práctica del perdón y la generosidad, como el dar y el compartir, como salir de uno mismo y sentir los éxitos y felicidad de los demás como propios.

5.-LA FELICIDAD siempre camina de la mano de la verdad.  La mentira y la falsedad, antes o después, acabaran por llevarte a la ruina física y moral .

6.-LA IRA Y LA ANSIEDAD son las mayores causantes de la infelicidad y la desdicha.  Controlar bien los nervios, sin permitir que el mal humor y las actitudes violentas le dominen.  Los hijos y la pareja no tienen la culpa de la mayoría de las situaciones que han provocado la ira en los padres, y si la tuvieran, hay que buscar la mejor forma de olvidarla.

7.-LA NATURALEZA está rebosante de vida, de verdad, de bondad y de belleza, ámala con todas tus fuerzas, llénate de ella y  vívela.

8.-MANTENER una buena higiene mental aceptando lo bueno y lo malo del pasado de cada uno, sin permitir que el futuro inquiete, para poder vivir siempre un presente de plenitud en el que la alegría de vivir sea una constante.

9.-PENSAR siempre que el bien, la bondad, el éxito y la belleza están en cada uno. Si te lo propones, puedes entrenar la mente y el corazón para ser positivo, tener éxito y ver belleza y bondad en cuanto hagas o te suceda.

10.-PERDON. Jamás de olviden de perdonarse, de tratarse con ternura, de valorarse, de ser su propio mejor amigo y de aceptarse como cada uno es. No hagas depender tu felicidad de lo que los demás piensen y diga de cada uno. La felicidad auténtica se genera en su interior, desde dentro hacia fuera y no al revés.

11.-CONFIANZA. Si queremos construir de la mejor manera una familia, uno de los ingredientes principales es la confianza.  No podemos afirmar que estamos construyendo un hogar con amor si no hay confianza.  La confianza tiene que ser mutua.

12.-GOZO.  En nuestros hogares debe haber gozo; pues en nuestras manos está construir un hogar alegre o lleno de amargura.

13.-SEGUIR la receta del inventor del matrimonio.  Debemos utilizar los ingredientes que Dios ha marcado: Confianza, Fidelidad, Gozo y Alabanzas. Sin ellos no existe  el verdadero amor.

 
LA FAMILIA Y SU ORACION

ORACION POR LA FAMILIA AL NIÑO JESUS

Niño Jesús:

Tu que viviste en la familia de Nazaret, modelo ideal de la familia cristiana; haz de cada hogar de la Tierra un santuario de respeto a la vida, la cual comienza con el mismo amor con el que fuiste concebido en el seno de la Santísima Virgen María

Ilumina a todos los padres para que sean responsables en el cuidado de los hijos que Dios les ha confiado; ilumínalos para que encaminen a sus  hijos en el camino del bien y del amor al prójimo;ilumínalos para que sepan librarlos de todo peligro y abuso de su debilidad e inocencia.

Haz de cada hogar un templo de oración, el cual esté abierto a la fe, a la esperanza, a la alegría, a  la reconciliación, a la paz, a la obediencia, al amor, a la comprensión, al perdón,  a la armonía, al  diálogo y a la ayuda mutua.

Abre nuestros hogares a la aceptación de la palabra de Dios, al testimonio de la vida cristiana, al compromiso de rescatar a nuestra patria de la violencia,del crimen, de la desigualdad y la corrupción; haz que sintamos a nuestra patria como nuestro hogar  y a todos sus moradores como nuestra familia.

Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor y danos la sabiduría para transformarlo en el sueño de un paraíso anticipado; no le pedimos a Dios que nos de riquezas porque lo olvidamos, ni tampoco pobrezas porque lo ofendemos, sino tan solo lo necesario para vivir como toda familia cristiana.

Te lo pedimos por los méritos de tu infancia.

AMEN.

ES UN IMPERATIVO DEFENDER A  LA  FAMILIA

“Una sociedad que destruye a la familia se destruye a sí misma” 

 
Card. Rivera, Arzobispo de México
 
“Hemos de luchar por evitar que una difundida mentalidad sacrifique a la familia sobre el altar del egoísmo, del consumismo, del individualismo.  Porque una sociedad que destruye a sus familias es una sociedad condenada a destruirse a sí misma”.
 

 
Con este mensaje, el cardenal Norberto Rivera Carrera se sumó a los festejos por el “DIA DE LA FAMILIA” que desde hace varios años, se realiza en México durante el primer domingo de marzo.
 
 
“No debemos hacer de la familia un lugar de muerte, ni de muerte física, ni de muerte ética, ni de muerte espiritual. Por desgracia sube el número de divorcios. Es la muerte del matrimonio por una concepción de comunidad conyugal que ha perdido el sentido de la verdad del matrimonio por la unión libre, el divorcio, las uniones homosexuales, la falta de fe en el matrimonio, manifestada en el declive en las uniones matrimoniales. También sube el número de abortos, pues con la muerte de la familia, se va de la mano a la muerte del ser humano. Cuanto menos sólida esté la familia, más desprotegida queda la vida del ser humano”.
 
CARTA  DE ASIA BIBI DIRIGIDA A SU FAMILIA, UNA VEZ  ACUSADA Y CONDENADA A MUERTE EN PAKISTAN,  POR EL UNICO DELITO  DE  SER  CATOLICA.

Esta misiva fue publicada en el libro ¡Sacadme de aquí!, editado por Libros Libres en España, escrito por la Periodista Anne-Isabelle Tollet.

“Hijos no pierda el valor en Jesucristo”
“No se cuándo me cuelgan, pero iré con la cabeza bien alta”

"Mi querido Ashiq, mis queridos hijos:
 
Desde que he vuelto a mi  celda y sé que voy a morir, todos mis pensamientos se dirigen a ti, mi amado Ashiq y a ustedes, mis adorados hijos. Nada siento más que dejaros solos en plena tormenta.
Tú, Imran, mi hijo mayor de dieciocho años, te deseo que encuentres una buena esposa, a la que tú harás feliz como tu padre me ha hecho a mí.
Tú, mi primogénita Nasima, de veintidós años, ya tienes marido, con una familia que también te ha acogido; da a tu padre pequeños nietecitos que educará en la caridad cristiana como te hemos educado nosotros a ti.
Tú, mi dulce Isha, tienes quince años, aunque sea medio loquita.  Tu papá y yo te hemos considerado siempre un regalo de Dios, eres tan buena y generosa.  No intentes entender por qué tu mamá ya no está a tu lado, pero estás tan presenten en  mi corazón, tienes en él un lugarcito reservado nada más que para ti.
Sidra, no tienes más que trece años, y si bien sé que desde que estoy en prisión eres tú la que se ocupa de las cosas de la casa, eres tú la que cuida de tu hermana mayor, Isha, que tanto necesita de ayuda. Nada siento más que haberte conducido a una vida de adulto, tú que eres tan jovencita y que deberías estar todavía jugando a las muñecas.
Mi pequeña Isam, sólo tienes nueve años, y vas a perder ya a tu mamá.  ¡Dios mío, qué injusta puede ser la vida! Pero como continuarás yendo a la escuela, quedarás bien armada para defenderse de la injusticia de los hombres.
Mis niños, no pierdan ni el valor ni la fe en Jesucristo.  Les sonreirán días mejores y allá arriba, cuando esté en los brazos del Señor, continuaré velando por ustedes.  Pero por favor, les pido a los cinco que sean prudentes, les pido no hacer nada que pueda ofender a los musulmanes o las reglas de este país.
Hijas mías, me gustaría que tuvieran la suerte de encontrar un marido como su padre.
Ashiq, a ti te amado desde el primer día, y los veinticinco años que hemos pasado juntos lo prueban. No he dejado nunca de agradecer al cielo haberte encontrado, haber tenido la suerte de un matrimonio por amor y no concertado, como es costumbre en nuestra provincia.
Teníamos los dos un carácter que encajaba, pero el destino está ahí, implacable.  Individuos infames se han cruzado en nuestro camino.  Hete ahí, sólo con los frutos de nuestro amor: guarda el coraje y el orgullo de nuestra familia.
Hijos míos,… papá y yo hemos tenido siempre el deseo supremo de ser felices y de hacerlos felices, aún cuando la vida no es fácil todos los días.
Somos cristianos y pobres, pero nuestra familia es un sol.  Me habría gustado tanto verlos crecer, seguir educándolos y hacer de ustedes personas honestas… ¡Y lo serán!.
No sé todavía cuando me cuelgan, pero estén tranquilos, amores míos, iré con la cabeza bien alta, sin miedo, porque estaré en compañía de Nuestro Señor y con la Virgen María, que me acogerán en sus brazos.
Mi buen marido, continúa educando a nuestros niños como yo habría deseado hacerlo contigo.
Ashiq, hijos míos amadísimos, los voy a dejar para siempre, pero los amaré por toda una eternidad, Mamá”.
 
En los primero meses de 2012, aún se tenía noticias sobre el encarcelamiento y pena capital a la que fue condenada Asia Bibi, pero en pocos meses después, ya  nada se supo al respecto.
 
En algunos países la comunidad católica ha hecho llegar cartas al gobierno pakistaní, a través de sus embajadas. En México, dicha embajada tiene el siguiente correo electrónico:
Parepmex@hotmail.com.
 
                                 ASIA BIBI
          Bendita seas donde quiera que te encuentres, tu
           valentía y ejemplo de fe, de esposa y de madre,
             Dios, Cristo y la Virgen han querido tomarlo
               de modelo para muchas familias cristianas
                                       del Mundo entero.
                    &n
© 2017 La Familia Como Propósito Fundamental del Matrimonio

701586